Inicio Podología Callos dolorosos

Callos dolorosos

Callos dolorosos

Las callosidades se producen por un exceso de presión en una superficie ya sea entre el zapato y la piel como ocurre en el 5º dedo o entre dos dedos. Cuando aumenta la presión en dos prominencias óseas, la piel aumenta su grosor y duele. Es lo que comúnmente se llama "Ojo de Gallo" y está producido por un pico de hueso que ha crecido entre los dedos.

Tratamiento sintomático del callo doloroso

La primera opción es acudir a un profesional a retirar la lesión. Se trata de retirar el callo doloroso y realizar un dispositivo mediante silicona que evite que el pico de hueso vuelva a formar otro callo.

Actualmente existen en el mercado cremas o preparados que contienen ácidos que queman la callosidad pero hay que retirarla y dado que en el pie el movimiento es continuo, es importante colocarlas en el sitio deseado y fijarlas bien para que no quememos la piel sana.

Tratamiento definitivo mediante cirugía ambulatoria para retirar el pico de hueso responsable de la aparición del callo.

Datos de contacto

Mapa de localización

Copyright © 2013 Clínica Garralda Del Villar. Todos los derechos reservados