Pie cavo

Pie plano

Se considera el pie que tiene excesivo arco plantar interno. En casos acentuados es frecuente que produzca o aparezcan dolor y molestias.

En bastantes casos, la causa es una afectación neuromuscular que conviene valorar (por ejemplo la enfermedad de Charcot-Marie-Tooth; secuelas de Poliomielitis; etc.).

Con frecuencia se asocia al pie cavo, desviación en varo del retropié y dedos en garra, con rigidez de la fascia plantar y cierto acortamiento o retracción del sistema aquileocalcaneoplantar.

Habitualmente el paciente consulta por callosidades en el dorso de los dedos o en zona de apoyo plantar del antepié, con o sin metatarsalgia y, en los casos leves a moderados, el tratamiento con plantillas y los ejercicios de estiramiento de todo el sistema aquileocalcaneoplantar suelen ser efectivos para mejorar la clínica del paciente.

En casos con dedos en garra muy estructurados, existen técnicas quirúrgicas paliativas que consiguen estirar los dedos mejorando las molestias y dificultades para calzarse.

Casos de pies cavos severos, exigen cirugías más complejas con osteotomías en distintos huesos y en algunos casos con artrodesis de articulaciones afectadas.

Datos de contacto

Mapa de localización

Copyright © 2013 Clínica Garralda Del Villar. Todos los derechos reservados