Inicio Traumatología Metatarsalgia

Metatarsalgia

Metatarsalgia

Así se llama al dolor en la zona de apoyo plantar del antepié. Generalmente, si el paciente lleva tiempo con el problema, aparecen durezas o callosidades en esa zona de apoyo, en la planta del pie. La mayoría de las veces, el paciente nota el dolor cuando camina o al apoyar el pie, y por ello hablamos de dolor de características mecánicas.

En general, se produce por anomalías biomecánicas en el conjunto del pie y tobillo con sobrecargas anómalas y concentración de presiones en esas zonas de la planta del pie. Muchas veces aparece en relación con marchas prolongadas o con la utilización de calzados que favorecen esa mala distribución del apoyo plantar del peso de nuestro cuerpo.

Para ayudar en el diagnóstico, son útiles las Rx del pie, en carga o apoyando peso. Existe una entidad relacionada llamada neuroma de Morton, en la que a los síntomas de dolor y signos de hiperpresión plantar, se asocian síntomas de irritación de raíces nerviosas entre los dedos del pie y para cuyo estudio se emplea la ecografía o la resonancia magnética.

Inicialmente el tratamiento de las metatarsalgias ha de ser no quirúrgico: reposo realtivo; Antiinflamatorios; utilización de calzado adecuado (sin tacón o mínimo, suela dura y mejor con cámara de aire, anchura adecuada para que todos los dedos puedan apoyarse en la suela, etc). Si el problema persiste, el estudio de la marcha y la adaptación de plantillas a medida y capaces de redistribuir las presiones descargando las zonas de dolor, son una opción terapéutica, a menudo, muy eficaz.

En casos en los que a pesar de estas opciones el paciente sigue teniendo dolor que le limita para sus actividades, se emplean técnicas quirúrgicas que persiguen conseguir un mejor reparto de presiones en el antepié (cirugía sobre partes blandas y/u osteotomías metatarsianas).

Datos de contacto

Mapa de localización

Copyright © 2013 Clínica Garralda Del Villar. Todos los derechos reservados