Inicio Traumatología Ligamento cruzado posterior

Ligamento cruzado posterior (LCP)

Ligamento cruzado posterior

El ligamento cruzado posterior, LCP, es, junto con el ligamento cruzado anterior, un estabilizador importante de la rodilla. Se puede lesionar o romper en traumatismos violentos o en deportes de contacto. En general, un golpe sobre la cara anterior de la tibia que desplace a ésta bruscamente hacia atrás, produciendo el desgarro o ruptura del ligamento cruzado posterior que es el que debe oponerse a esa traslación hacia posterior.

La lesión del ligamento cruzado posterior, a diferencia de la del ligamento cruzado anterior, tiene cierto potencial de cicatrización y el tratamiento inicial puede ser conservador con buena terapia física.

Si la inestabilidad persiste, se propone tratamiento quirúrgico, en general con injerto de cadáver, para reemplazar el ligamento roto.

Datos de contacto

Mapa de localización

Copyright © 2013 Clínica Garralda Del Villar. Todos los derechos reservados